sábado, 25 de diciembre de 2010

[#2] Extraño.

Me había resistido a no ir donde Aro me quería llevar, pero había sido peor, Jane no dudo en ocupar su don en mí, es más, parecía disfrutarlo. Vi su cara sonriente mientras me quemaba por dentro, solo esperaba que por primera vez mi don fuera el doble que el suyo, que la quemara más fuerte de cómo lo había hecho.
Luego de dejarme toda adolorida, inmóvil, Felix me había levantado con delicadeza, me había puesto en su hombro como si no hubiese pesado mucho menos que una pluma y me había cargado hasta una habitación oscura, o por lo menos así era como yo la veía.
Me había dejado con cuidado encima de una superficie blanda y luego se había alejado cerrando una puerta. Sentí cadenas moverse y luego un candado cerrarse.
No me moví, era obvio que si iba hacia la puerta estaría cerrada y no tan fácilmente. Me sentía débil, cansada y destrozada. Abrí mis dedos en la superficie blanda, parecía una cama.
Me moví y luego puse mis pies en el suelo, tenía relieves y adiviné que era de piedras. Me fue a la muralla que estaba cerca de la puerta y busque el interruptor de alguna luz.
Encontré uno y lo apreté con mis dedos, la luz se encendió rápidamente y iluminó toda una habitación color ocre, tenia piso de piedras como lo había adivinado anteriormente.
Tenía una cama con sabanas beige un velador al lado y, aunque parecía tan extraña cuando la luz estaba apagada, ahora se veía normal, como la habitación de una casa antigüa. Tenía un sillón color café y una silla al lado del mismo color, un escritorio... y hasta ahora no me preguntaba por que parecía la habitación de un humano.
Me senté de nuevo en la cama y comencé a pensar en el por qué de que Aro quería que estuviera en la guardia Vulturi. Lo único de que yo me acordaba, o de lo único extraño que sabía que tenía era que si dormía, la explicación que me había dado Pailors, la única persona, o mejor dicho vampiro, que conocía a parte de los Vulturi,  ya que mi pasado era borroso, casi nulo. 
Bueno lo único extraño era que podía dormir, si dormir.. y nunca entendió como, me envidiaba por esa parte y yo por la parte de que tenía un poder increíble, podía desvanecer a las personas, hacer que, al momento de matarlas no sintieran ni el mas mínimo dolor.
Eso me agradaba, creo que la primera vez que me alimente de sangre no la olvidare, era una chica, de mi edad, tenía los ojos grandes y azules, el pelo hermoso y claro, mi imagine como se vería siendo  vampiro, sería irrealmente hermosa. Luego vino la sed, su sangre era tibia y dulce, tanto que al momento de querer detenerme no pude,  su cuerpo se quedó tirado en la acera, me aleje de ella pero sin perderla de vista.
Fue la policía, luego los que parecían sus padres y se quedaron llorando, sobre todo su padre.
Me pregunté en ese entonces que había sido de ellos, mis padres.
No me había imaginado matando a mi hermana.
Mis padres eran una de las pocas familias que habían quedado luego del extraño asesino en serie, el que obviamente, no era un asesino en serie era Aro. Haciendo su “recolección de vampiros con dones que me sirvan”.
No recordaba lo que era mi vida como humana, tal vez si lo recordaba eso me ayudaría a recordar mi don, recuerdo a Aro decir que los dones se relacionaban con las habilidades que tenias cuando eras humano...



Chicas a todas una feliz navidad, tenia el capitulo hecho desde hace tiempo pero no estaba en mi casa y el Internet era PÉSIMO DONDE ESTABA..
eememe.. eso, feliz navidad: comprenderan que son las 03:35 de la mañana y tengo un montón de sueño asi que iré a soñar con vampiroos xdd
Vaale :D
SIENTO QUE SEA DM CORTO

2 comentarios:

  1. me gustooooooo :D
    espero que hayas pasado felices fiestas
    cuidate
    mil besos :D

    ResponderEliminar